La correcta manipulación de las lentes de contacto es esencial para mantener la salud ocular y garantizar la comodidad durante su uso. Muchas personas sienten inseguridad o tienen problemas al colocar y retirar sus lentillas, lo cual puede generar dudas y cierta ansiedad. En este artículo, abordaremos paso a paso cómo ponerse y quitarse las lentes de contacto de forma higiénica y segura, despejando incógnitas comunes y ofreciendo consejos prácticos que facilitarán esta rutina diaria. Desde la extracción de las lentillas del estuche hasta su colocación y posterior retirada, cada etapa será explicada detalladamente para que puedas sentirte seguro y cuidar adecuadamente tus ojos.

Extracción de las lentillas del estuche

como-poner-lentillas-facil

Vaciado del porta lentillas

Domina-la-técnica-para-colocar-y-quitar-tus-lentes-de-contacto

Para comenzar, es crucial contar con una buena iluminación y asegurarse de tener las manos limpias y secas. Una técnica sencilla consiste en volcar el porta lentillas sobre la palma de tu mano, permitiendo que la lentilla y el líquido caigan. Sin embargo, debes tener cuidado de verificar que la lentilla no se doble o se invierta en el proceso.

Uso de pinzas especiales

Extracción-de-las-Lentillas-del-Estuche

Una alternativa más higiénica es el uso de pinzas diseñadas específicamente para la manipulación de lentillas. Estas pinzas cuentan con protectores de goma para evitar dañar la lentilla. Al colocar la lentilla en tu dedo, asegúrate de que esté en la posición correcta, y si no lo está, puedes usar la pinza para ajustarla.

Colocación de las lentillas

Colocación-de-las-Lentillas

Posicionamiento correcto en el dedo

Una vez que tienes la lentilla lista, colócala sobre la yema de tu dedo índice asegurándote de que su forma sea la correcta. Si tienes dudas sobre cómo identificar la posición adecuada, es recomendable revisar información previa o consultar a un especialista.

Técnica de colocación en el ojo

Inclina tu cabeza ligeramente y mira hacia el espejo. Con el otro dedo, ya sea el índice o el corazón, tira suavemente del párpado inferior hacia abajo. Coloca la lentilla en la parte inferior de tu globo ocular, asegurándote de que no toque las pestañas para que pueda adherirse correctamente.

Retirada de las lentillas

Preparación para la extracción

Antes de proceder a retirar tus lentillas, es aconsejable aplicar unas gotas de lágrima artificial para hidratar la lentilla y facilitar su remoción sin dañar la córnea. Asegúrate de que tus manos sigan estando limpias y secas para esta etapa.

Método de extracción de la lentilla

Mira directamente al espejo y con un dedo sujeta el párpado inferior. Con el dedo libre, desliza la lentilla hacia abajo y, una vez que notes que se dobla ligeramente, pellizca la lentilla con cuidado para retirarla del ojo.

Consejos y consideraciones finales

Importancia de la higiene y la práctica

La higiene es un factor crítico cuando se trata de manipular lentillas. Nunca utilices agua para limpiarlas, ya que puede contener microorganismos dañinos para el ojo. También, la práctica constante facilitará el proceso y disminuirá las posibilidades de cometer errores, como confundir el ojo al que corresponde cada lentilla.

Solución a molestias comunes

Si experimentas molestias al colocarte la lentilla, lo ideal sería retirarla y colocarla nuevamente. Sin embargo, si esto no es posible, aplicar lágrima artificial y parpadear varias veces puede ayudar a eliminar cualquier residuo que esté causando la incomodidad.

Con estos pasos y recomendaciones, la tarea de ponerse y quitarse las lentillas se convertirá en una rutina sencilla y segura. Recuerda que la práctica y el cuidado adecuado son esenciales para mantener la salud de tus ojos mientras disfrutas de la comodidad y claridad visual que ofrecen las lentes de contacto.

Deja un comentario